Evidencia empírica para combatir el crimen

El crimen organizado opera en jurisdicciones que son consideradas productoras.

En nuestra columna anterior, elaboramos cómo el crimen organizado ha crecido en los últimos 20 años de manera acelerada. Establecimos también que en el mundo globalizado, el crimen organizado opera en jurisdicciones que son consideradas productoras, o distribuidoras, o consumidoras; siendo las primeras dos mucho más violentas que la última.  Y concluimos que Puerto Rico comparte características de territorio distribuidor y consumidor, pero dirigido hacia el rol de distribuidor, lo que genera un alza continua en la violencia y actividad criminal.

Hoy, examinaremos la evidencia empírica que nos permite hacer un análisis más preciso y crítico de esta situación que influye sobre todas las sociedades del Planeta, y que en la Isla, pesa a diario sobre nuestra gente. Hoy también nos apartamos de la cuestión ideológica, pues la ideología es un conjunto de ideas fundamentales que caracteriza una doctrina. Y esa concepción particular de una realidad muchas veces nos aparta del análisis de la evidencia sólida que nos permite entender mejor una situación. En este caso, buscamos llegar a comprender qué medidas podemos tomar para minimizar la violencia y la criminalidad que nos arropa.

Veamos los datos. Se estima que el crimen organizado representa un 15% de la producción económica global, mientras que, por ejemplo, la manufactura representa el 16.6% (Naciones Unidas, 2011). En esencia, la manufactura y el crimen organizado producen igual ganancia, dólar por dólar.  Podemos entonces deducir que el principal propósito y factor inductor del crimen organizado es el dinero.  Por tanto, al minimizar la capacidad de generar dinero, se minimizaría el alcance del crimen organizado en Puerto Rico. Y si definimos a  Puerto Rico como un territorio distribuidor y parcialmente consumidor, la estrategia a seguir tendría tres frentes: (1) reducir la demanda, (2) restringir la oferta, e (3) inhibir la salida.

De igual forma, debido a que el crimen está operando globalmente, también tenemos que mirar el verdadero nivel de globalización que experimenta el mundo. Traigo este punto a colación, pues recientemente encontré datos asombrosos sobre el tema. Por ejemplo, sólo el 1% del correo a nivel global es dirigido fuera del país de origen y menos del 2% de las llamadas internacionales son a destinos internacionales.  Digitalmente, sólo el 17% de la data viaja cruzando fronteras nacionales.  Sólo el 3% de los habitantes del mundo vive en un país donde no nació, y se estima que el 90% de los habitantes del planeta nunca saldrá del país donde vive. Además, el nivel de inmigración global hoy es más o menos el mismo que el de hace 100 años atrás. Sólo el 2% de los estudiantes universitarios son extranjeros del país de la universidad donde estudian.   Sólo el 15% de las inversiones de una compañía de un país proviene de fuentes fuera del país.  Y en cuanto a las obras de caridad generadas por filántropos y dadivosos, sólo el 5% es aplicado a países externos al país de dicho donante.

Sorprendente, ¿verdad? Esta evidencia empírica cambió por completo mi percepción – que era la misma que la gran mayoría – de que la altísima interconexión mundial que tanto se ha profesado es más bien una semi-globalización. El mundo lo que tiene es un alto nivel de “regionalización”. Ciertamente la participación e interacción entre países y territorios ha aumentado en años recientes, pero ese intercambio es muchísimo más alto cuando los países están cercanos los unos a los otros.

Y aquí vemos el valor de seguir una estrategia analítica basada en la evidencia y los datos. No importa lo que CREEMOS o lo que NOS CONVENGA pensar, la evidencia siempre nos presenta la historia que ES.
Aplicando estos datos aleccionadores a la violencia y el crimen organizado, tenemos que ver cómo actúan los países regionales que participan en el “ecosistema regional” del crimen organizado. En el caso de nuestra región, los países productores por lo general son Colombia, Venezuela, Perú y algún que otro país de Suramérica.  En términos de distribuidores,  México, la República Dominicana y Haití son nuestros homólogos, pues exportan drogas a uno de los países consumidores más grandes del mundo, Estados Unidos.  Por lo tanto, hay que considerar este problema en el contexto regional (descrito anteriormente), en el contexto territorial (de Puerto Rico), y en el contexto local (municipal/comunitario).

Igualmente, tenemos que atender asuntos particulares en cada uno de estos contextos. El primer asunto es la intervención criminal – ¿cómo bajamos los niveles de crímenes que están ocurriendo?  El segundo es la prevención del crimen — ¿qué hacemos para atacar el crimen antes de que ocurra?  El tercero es la reconstrucción – ¿como vamos reconstruyendo aquellos sectores ya afectados por el crimen?

Con esta metodología analítica, podemos entonces atender este problema en todos los niveles y de una manera integrada y estructurada.  Puerto Rico no es el único lugar en el mundo que sufre de estos males, y por tanto, es bueno utilizar un modelo de innovación abierto para atender el problema del crimen.  Esto quiere decir que tenemos que analizar críticamente no sólo las ideas propuestas aquí, sino todas las ideas, para llegar entonces al plan que produzca los resultados más contundentes.

En la próxima columna, hablaremos en detalle sobre cómo aplicar ideas nuevas y mejores prácticas para lograr los 3 propósitos de minimizar las ganancias del crimen organizado en Puerto Rico.  Asimismo, veremos cómo los individuos, la innovación, las comunidades, la descentralización y la autonomía de ciertas agencias jugarán un papel importantísimo en el éxito de estrategias de prevención y reconstrucción, tanto a nivel regional como a nivel local.

Tal y como solemos exponer en estas columnas, recordemos que el poder de transformar a Puerto Rico… está en nuestras manos.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s