Lo que nos dice el informe del GAO

El reciente informe de la General Accounting Office o GAO (Oficina de Contraloría General de EE.UU.) ha dado mucho de qué hablar y se ha prestado para diversas interpretaciones por parte de aquellos que se niegan a ver la realidad que vive nuestro pueblo de una manera objetiva, basada en los datos.  Las críticas que han lanzado muchos líderes de PPD contra el informe son simplemente una reacción defensiva ante unos hechos que derrumban los mitos que por años han tratado de darle vida artificial al ELA; mitos que a su vez han tratado de crear una imagen distorsionada de la Estadidad.

Si se estudia el informe con detenimiento, se pueden destilar tres puntos esenciales: 1.) Que el ELA ha fracasado como modelo socioeconómico; 2.) Que la Estadidad brindaría mayor estabilidad política y social; y 3.) Que bajo la Estadidad tendremos más acceso a recursos y fondos federales.

Antes de analizar cada uno de estos aspectos, creo pertinente hablar un poco del origen del informe.  Este surge tras un pedido del representante Richard Norman “Doc” Hastings (Republicano, Distrito 4 del estado de Washington), quien preside el Comité de Recursos Naturales de la Cámara federal.  Confeso enemigo de la Estadidad, Hastings ordena el informe para estudiar el impacto sobre la economía estadounidense que tendría Puerto Rico convertido en el estado 51 de la Nación.  Hastings se limita a solicitar un análisis sobre los programas federales que benefician a la Isla, y la GAO, siendo una agencia seria y altamente competente en su desempeño, genera un informe -como siempre hace- circunscrito a los parámetros del que lo solicita.  Por ende, vemos que el informe no profundiza sobre ciertos aspectos como el dinamismo de nuestra economía, especialmente la manera en que se estimularían los mercados locales, sobre todo los bienes raíces, de Puerto Rico convertirse en estado.  Aún así, creo que el propio Hastings no esperaba hallazgos tan favorables para la Estadidad.

Regresando a los tres puntos esenciales del estudio, vemos que este pinta un cuadro devastador para el ELA.  Bajo el ELA colonial/territorial, los niveles de ingresos y de empleo en la Isla han sido inferiores que en los estados. En el 2011, el 45.6% de nuestra población se encontraba bajo el nivel de pobreza federal. Esto es más del doble que el 22.6% en Missisipi, el estado con mayor población  bajo el nivel de pobreza. A su vez, el ingreso promedio de hogares en Puerto Rico es de $18,660, mientras que en Estados Unidos es de $50,502; y en Missisipi, el estado más pobre, el ingreso promedio es de $36,919. (pág. 9-10 del informe, nota al calce 19-20) Es decir, bajo el ELA, los puertorriqueños solo ganamos en promedio el 37% de la media de los Estados Unidos y la mitad de  lo que se gana en el estado más pobre.  Al mismo tiempo, Puerto Rico cuenta con el nivel de desempleo más alto (16% en el 2011) y la participación laboral más baja (42.1% en el 2011 – hoy ronda el 41%) de los Estados Unidos (y la tercera mas baja a nivel global). El estado con nivel de desempleo más alto es Nevada con 13.2% y el nivel de participación más baja es 54.1% en West Virginia (pág. 10, nota al calce 21).  Además, el informe certifica que la recesión criolla (más bien “depresión” criolla) comenzó en el último trimestre del 2006, y nuestra economía estuvo en contracción continua desde el 2007 hasta el 2011. En el 2012 tuvo un leve crecimiento de 0.1%; y para el 2013, el Banco Gubernamental de Fomento proyecta que la economía se contrajo en 0.4%. (pág. 9)  En pocas palabras, el ELA es un modelo socioeconómico que ya no da más, está fracasado, y por eso (y sus profundas deficiencias democráticas) una mayoría de 54% votó en su contra en el plebiscito de 2012.

La GAO también nos dice que la estadidad traería mayor estabilidad para nuestra gente.  El informe indica que la estadidad eliminaría el riesgo sobre la incertidumbre del estatus de Puerto Rico y cualquier riesgo relacionado a tal incertidumbre que impida la inversión económica.  Asimismo, en términos de actividad comercial, la Estadidad puede aumentar la posibilidad de relocalización de industrias de los demás estados a Puerto Rico.  A corto plazo, el aumento en fondos federales bajo la Estadidad podría estimular la economía puertorriqueña.  Igualmente, los puertorriqueños tendrían acceso al “federal income tax credit” (EITC), lo que estimularía el empleo, y el aumento en transferencias federales permitiría a Puerto Rico reducir sus gastos gubernamentales. (págs. 29-31)

El tercer punto es que ciertamente tendremos más acceso a recursos y fondos federales; unos $5,500 millones adicionales, según el cálculo conservador de la GAO, aunque uno puede hacer un a comparativa con un estado con características similares como Oklahoma, el cual recibe unos $17,000 millones adicionales.   Bajo la estadidad recibiríamos $500 millones más para Medicare; y Medicaid aumentaría de $685 millones actualmente a cerca de $2,100 millones anuales.  Lo mismo dice el informe sobre el incremento en fondos para los programas de asistencia nutricional (aumentaría a $2,700M v. $1,900M actualmente); el programa de ingreso suplementario (SSI, por sus siglas en inglés; aumentaría a $1,800M v. $24M actualmente, el cual estaría ayudando a clases vulnerables como los envejecientes y discapacitados y creando miles de empleos); a lo que se suma el aumento en estudiantes que tendrían acceso a becas Pell y el incremento en fondos para propuestas educativas bajo el Titulo I. (Apéndice II del Informe, págs. 65-97)

En resumen, el GAO ratifica que la Estadidad traería a la Isla lo que miles de nuestros hermanos y hermanas están buscando cuando se mudan a los Estados: mayores ingresos, menos desempleo, mayor estabilidad y un repunte económico.  No me cabe la menor duda que con el potencial que tiene nuestra gente, Puerto Rico no solo sería un gran Estado, sino el estado más destacado de la Nación.  Mientras los grupos de oposición siguen sumidos en el pasado, pensando en lo chico, creo que somos muchos los que entendemos que para nuestra Isla, hay que pensar en grande, aspirar a tener plenos derechos democráticos, y maximizar nuestras capacidades para encaminarnos hacia un mejor Puerto Rico.

twitter:  @ricardorossello

El Vocero de Puerto Rico | Lunes, 7 de abril de 2014

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s